Carlos Molina era un empleado fantasma

Mientras en la prensa se sigue discutiendo el tema de los empleados fantasmas, debemos recordar los suceso ocurridos para el 2012, en donde presuntamente el actual alcalde del municipio de Arecibo, Carlos Molina, obtuvo dos contratos de asesoría en la Cámara de Representantes de los cuales se le pagaron cerca de $148,800 y que presuntamente, según el archivo del periódico Primera Hora, no encontraron presencia alguna de Molina en ningún asunto asunto oficial de ese cuerpo legislativo.

Periodistas de dicho medio, se dieron la tarea de entrevistar a varios funcionarios de los cuales ninguno pudo afirmar a ver visto a Molina ejercer su puesto a exepción del vicepresidente cameral en ese entonces, Gabriel Rodriguez Aguiló.

Uno de los contratos era como asesor del vicepresidente de la cámara y el segundo como consultor de la oficina de asesores de la presidenta en ese entonces Jennifer González y de los cuales el alcalde tenía la obligación de ofrecer 93 horas mensuales a razón de $100 por hora a ese cuerpo legislativo.

Uno de los contratos especificaba que como parte de los servicios a prestar estaba el participar de reuniones, vistas públicas y ejecutivas.

Líderes y representantes tanto por el partido PNP Y PPD de los cuales fueron entrevistados en ese entonces por el periódico, no dieron declaraciones de haber visto a al alcalde en el Capitolio.

Advertisements

One comment

  1. Para cuando los cargos a este fantasma 👻 que le facturó por trabajo que no hizo y alcalde ausente. Preso debe estar.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s