El drama de la semana

Columnista: Brainnfun

Pueblo: Carolina

Si en otro sitio hubiese un desbarajuste tal habría una revolución y muchos irían a la cárcel o al patíbulo. Pero los que mandan nos llenan de imágenes de Venezuela y Nicaragua, como antes nos llenaban de imágenes de Cuba. Nos recuerdan de la pobreza de República Dominicana y los otros países vecinos. Como que por mal que estemos aquí es mejor que la alternativa. Pero el hecho de que haya pobreza no quiere decir que hay que tolerar ineficiencia y corrupción o aceptar las mafias.

Todos sabemos de sitios donde te piden dinero por debajo de la mesa por hacer lo que deberían hacer porque se les paga por hacerlo. Hemos oído a la saciedad de gente que se mete al gobierno a robar, a ordeñar la vaca flaca que se está muriendo. Los sueldos altos, las escoltas, los carros oficiales para entonces ponerse a robar.

Pero lo que dices del pueblo eñangotao refleja mucha sabiduría. Después de generaciones de negligencia y abuso del poderoso, y las cosas no cambian, es difícil salir de esa. Su internet no funciona y no contestan el teléfono, así que cosas que se pueden hacer por internet y teléfono se tienen que hacer en persona con gente que no quieren estar allí haciendo su trabajo porque es lo único que consiguieron cuando el vecino se los trajo a trabajar. Con su grado académico en negocios procesando tu licencia y solicitud de agua o luz.

Y la gente en fila, y quejándose, pero saben que no cambia, porque los que dirigen el sitio están viendo cómo van a robar, que carro oficial le van a dar, que van a ordenar falsamente para meterse el dinero en el bolsillo, o a qué amigo/a traen para que les pague por hacerles el favor. Y los que están en fila, a quién le pagan para que por lo menos les den el servicio, y si no tienen para pagar, rezando que no le cierren y tengan que volver a hacer la fila otro día. Las viejecitas con una arruga por cada fila que han hecho, y otra por cada vez que le dicen que se vaya y vuelva otro día.

Si deseas que tu columna se publique escribe a infoalertanacional@gmail.com