Demandan a la AAA por discrimen contra las comunidades de Morovis

La alcaldesa de Morovis, Carmen Maldonado González  radicó una demanda contra la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) ante el patrón de discrimen al que se ha sometido a las comunidades de Morovis en el suministro de agua potable. 


“Por años, el problema de la intermitencia en el servicio. Hay personas que en un mes, tienen agua una semana. En todo Morovis la gente sabe de memoria las excusas que la gerencia de la AAA expone para negarnos el servicio. Ahora vamos a los tribunales a defender el derecho de todos los moroveños  a tener el mismo servicio que los demás pueblos”, expresó la Alcaldesa, quien además es vicepresidenta del Partido Popular Democrático (PPD).


Maldonado colgó en las redes un video informativo donde presenta todas las gestiones que ha realizado para procurar el servicio constante para su pueblo. “Desde reuniones a nivel regional y nacional, hasta denuncias a la prensa con detalles específicos del discrimen al que estamos sometidos todos los moroveños. Incluso, luego del Huracán María, tuve que separar de los pocos recursos que teníamos para ir a Estados Unidos a comprar dos camiones cisterna para llevar agua a los barrios ante la inacción de la AAA. Primero llegaron los camiones desde el estado de la Florida, que el agua de la AAA. Así de grave es la situación”, dramatizó Maldonado González. “Lo único que llega a tiempo son las facturas, en eso no fallan”.


Líderes comunitarios se unieron al llamado de la Alcaldesa desde hace dos años, cuando se reunieron en las inmediaciones de las oficinas centrales de la corporación pública en la Avenida Barbosa en Hato Rey. Los casos particulares del sufrimiento que causa en las familias la situación del agua se evidencian particularmente en los hogares con niños pequeños, envejecientes, impedidos y encamados. 


Maldonado indicó además la importancia que tienen los municipios en la vida de las comunidades, pues son los ayuntamientos la primera línea de servicio a los ciudadanos. “A diario recibo llamadas, visitas, recados de casos particulares que me llenan de mucho dolor ante el drama humano que representa el suplido de agua potable. Ese dolor se ha transformado en indignación y por eso no hemos tenido más remedio que ir a los tribunales. La justicia para nuestra gente la vamos a lograr, no me queda la menor duda”, finalizó la Alcaldesa.


Advertisements