La fuerte realidad de los celadores en P.R. (Aquí las imágenes)

Se advierte discreción con las fotografías. La mismas se encuentran al final de esta nota.

El oficio de celador en Puerto Rico es uno de las más arriesgados. De hecho, pueden ser comparado con el riesgo de un policía o un bombero por la peligrosidad de las tareas, y las largas horas de trabajo.

En Puerto Rico a diferencia de jurisdicciones en Estados Unidos se trabaja con línea viva. Esto significa que los cables que están manipulando los trabajadores están conectados al sistema de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), y a los empleados solo los protege los guantes y técnicas que realizan. Este riesgo se hace por la simple razón de que a los abonados no se le vaya el servicio de luz mientras están trabajando.

Por su parte los celadores en Estados Unidos trabajan con línea muerta, por lo que si una comunidad no tiene luz no necesariamente el problema es en esa comunidad, sino en el área, pero por seguridad se desconecta todo. Esto reduce significativamente los accidentes.

En la isla los celadores solo reciben un sueldo de alrededor de $20 la hora lo que contrasta con los celadores en Estados Unidos en donde se multiplica el pago. También hay grandes diferencias con el sueldo del Director Ejecutivo de la AEE, José Ortiz quien cobra $250 mil dólares, más beneficios. Además, los ejecutivos cercanos a Ortiz tienen jugosos sueldos.  

Desde el mandato de Alejandro García Padilla los celadores perdieron la Licencia de Accidentes esto dejo a los trabajadores del sistema eléctrico del país desprovistos de ayuda económica si sufren algún accidente. Los trabajadores heridos dependen de la ayuda de familiares, o de los compañeros de trabajo quienes se organizan para contribuir económicamente.

Actualmente, la Gobernadora Wanda Vázquez y el Director Ejecutivo José Ortiz se niegan a atender el asunto, y no se reúnen con el comité de celadores organizado para lograr mayor seguridad y justicia a estos trabajadores.

Los heridos y muertos de la AEE son decenas, pero en Puerto Rico no necesariamente se conocen.

A continuación, se comparten fotos crudas de dos de los múltiples casos de celadores heridos mientras realizaban tareas en la Autoridad de Energía Eléctrica.  

Recordamos que las fotografías son altamente graficas y buscan mostrar el dolor humano detrás de los accidentes.  Además, poner el contexto el riesgo versus $20 por hora de sueldo.

En las fotografías podrán ver a Yahmar O’neill y a Hipólito González. Ambos son hombres valientes, que junto a sus familias echan hacia adelante día a día. Dos milagros de vida.