Declaraciones de Noelia Ramos, candidata a representante por Toa Alta y Bayamón

El allanamiento por parte del FBI en la residencia del representante Nelson Del Valle es un hecho lamentable que empaña el servicio público y coloca una vez más una sombra sobre los que aspiramos a servir de una manera ética y honrada. Este incidente en el que está involucrado el representante Del Valle deja más dudas que respuestas e invita al país, y en especial a Toa Alta y a Bayamón a reflexionar sobre el tipo de gobierno que quiere y necesita.

Puerto Rico ya no tiene espacio para la corrupción ni para malos manejos gubernamentales que nos han llevado a la depresión económica y a la banca rota. Es por culpa de ellos que hoy nuestros padres y abuelos se enfrentan a la perdida de sus pensiones, y nuestra clase trabajadora que es cada vez más pequeña se enfrenta a vivir con menos derechos y beneficios laborales. Peor aún, hay todo un país que vive en lo más profundo de su ser la decepción y el desaire del traqueteo. Impera la desconfianza en el gobierno y en los que cada cuatro años le piden su voto.

El representante Del Valle no solo dejó a al alcalde de Toa Alta, Clemente “Chito” Agosto sin recursos y a los campos de Bayamón a su suerte, sino que abandonó la esperanza del Distrito que esperaba más de él.

Es un tiempo de reflexión para todos los que queremos servir bien a la gente, hacer la diferencia y recobrar la confianza de la gente.

Como mujer cristiana le propongo a mi región y al país una representación honesta, enfocada y de valores.